Qué ver en Pamplona en un fin de semana

Plaza del Castillo and Hotel La Perla

Pamplona es una ciudad de alma tranquila y espíritu conservador. Mundialmente es sabido que cuando llega julio esta población de 200.000 habitantes hace una metamorfosis hacia capital del mundo libre mientras los encierros ocupan el puesto principal de la fiesta. Las hordas de guiris son inevitables, algunos de ellos en un estado etílico que les debería impedir ni siquiera pensar en ponerse delante de un toro.

En Gusto Guides, y más allá de la fiesta de San Fermín, te ponemos al día con qué ver en Pamplona. Desde la capital navarra además tienes la posibilidad de continuar un viaje hacia la bella San Sebastián y los Pirineos navarros, sin olvidar la belleza de la Ribera navarra y su afamada paisaje desértico de las Bardenas Reales.

La tradición tiene su peso en Pamplona y verás que la boina sigue siendo un complemento popular y que la dicción local está poblada de diminutivos ‘ico’. De momento Gusto Guides te da sus recomendación de qué ver en Pamplona (y dónde dormir y comer).

Cómo llegar

Para ser una ciudad de provincias es fácil llegar a Pamplona. Más allá de los vuelos diarios desde Madrid al aeropuerto –a 6 kilómetros del centro- Renfe ofrece un servicio muy cómodo de tren desde Madrid y Barcelona (con un coste aproximado de 100 euros ida y vuelta),. También hay trenes regionales que suelen tardar un poco más de las 3 – 4 horas para el resto de trayectos. Para alquilar un coche no suele haber problema ya que la mayoría de empresas (Avis, Europcar, etc) tienen oficinas en la ciudad. Las carreteras navarras suelen estar en buena condición, aunque conviene conocer el tiempo antes de echarse a la carretera.

April Showers - madrid y pamplona 027

Dónde quedarse: Hoteles en Pamplona

La oferta de alojamiento es amplia y va desde establecimientos lujosos de 5 estrellas hasta modestos hostales. Te recomendamos que reserves con antelación si tu intención es visitar la ciudad en San Fermín, teniendo en cuenta que los precios suben durante esas fechas.

Gran Hotel La Perla (5*), Situado en la Plaza del Castillo, corazón del casco antiguo, este establecimiento ocupar un lugar destacado entre los mejores hoteles en Pamplona. Ha sido el lugar elegido por artistas e intelectuales que visitaban la ciudad desde el Siglo XIX. Para los fans de Hemingway, y con dinero en el bolsillo, no hay que perderse la habitación 201, ya que se ha conservado como en la época en la que el escritor pernocatba allí. Otras habitaciones están dedicadas a ilustres visitantes como Orson Welles, Cayetano Ordónez, Manolete y Aga Khan. El restaurante de la planta baja otorga distinción ya que el encierro pasa justo debajo de la ventana.

Ciudadela de Pamplona

Ciudadela de Pamplona

Muy cerca de La Perla se encuentra el Hotel Palacio Guendulain (4*),  un establecimiento clara competencia del anterior. La decoración del hotel y su terraza escondida en un patio interior lo hacen especial. Incluso sorprenderá al visitante el carruaje dorado que hay en recepción junto a un palanquín (no sabemos si alguno de los huéspedes con posibles lo ha llegado a usar). El restaurante ha acumulado galardones. En definitiva, considera este establecimiento como una buena opción entre los.

Una opción más económica (pero sin carruaje) es el Hotel Restaurante Europa. También situado en las inmediaciones de la Plaza del Castillo y se puede conseguir una doble por apenas 56 euros.  El menú de su restaurante, galardonado con estrella Michelin, merece la pena. Incluye 3 platos y vino por 40 euros. El Hotel Eslava no es el más lujoso de los hoteles en Pamplona, pero es de los pocos que ha conservado un aire auténtico. Las dobles cuentan cerca de  70 euros.

Hemingway

Busto de Ernest Hemingway, junto a la plaza de toros de Pamplona

Dónde comer

Te recomendamos el Cafe Iruña (el favorito de Hemingway  y que aparece constantemente en su novela Fiesta). Con su elegante estilo Art Deco es una de las atracciones que ver en Pamplona. Los churros son de los buenos y cuenta con un menú del día digno (13,90 euros). Ya hemos hablado del Restaurante Europa y no muy lejos de allí está el menú tradicional de comida vasca de Casa Otano  (menu del dia 18.90 euros).

Si vas más justo de presupuesto, Catachu es un lugar de referencia para los modernos de la ciudad. Para los pinchos te recomendamos  El Gaucho, también en la Plaza del Castillo.

Pamplona

Qué ver en Pamplona

Comienza por darte un paseo por el casco antiguo en el que pases por la Plaza del Castillo y la tranquila y apacible Plazuela de San José. Desde allí, dirígete al Mirador del Caballo Blanco donde disfrutarás de una buena vista de la ciudad (en verano podrás tomarte un algo en estupenda terraza del Mesón del Caballo Blanco). Tampoco te pierdas la antigua ciudadela y las murallas de la ciudad, además de la catedral gótica, donde descansan los restos de muchos reyes navarros. Como curiosidad hay que señalar que muchas de las calles del casco antiguo de Pamplona responden a antiguos oficios como Calceteros, Zapatería, Caldederería, Tejería o Curia (muy cercana a la Catedral).

IMG-20140501-WA0001

Monumento al encierro

El Museo de Navarra te ofrece un recorrido por la larga historia navarra. La colección abarca más de 2.000 años de la historia de Navarra, desde la Edad de Hierro hasta los tiempos modernos, con especial énfasis en artistas locales como Ciga o Basiano,  así como un retrato de Goya.

Para los amantes de la escultura y el arte moderno, aconsejamos la visita a la Fundacion-Museo Jorge Oteiza,  un escultor vasco que fue figura clave de la especialidad. Al estar en las afueras de la ciudad lo mejor es coger un taxi.  Su fundación es otra de los puntos de interés que hay que ver en Pamplona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *