El encierro de San Fermín: 7 consejos imprescindibles para correrlo

running of the bulls jaronson¿Qué sería de las fiestas de San Fermín sin los encierros?

Como nos contaba recientemente un veterano corredor el riesgo es real cuando se corre delante de los toros. Frecuentemente suele haber heridos por asta de toro,  aunque gracias a la fortuna y la buena actuación de los servicios sanitarios no es habitual que se produzcan fallecimientos. San Fermín suele estar del lado de los corredores. Por esta razón, en Gusto Guides hemos elaborado una serie de consejos simples que te pueden ayudar si tienes el coraje de ponerte delante de los toros:

1. Si no tienes experiencia previa, evita correr un encierro durante un fin de semana. El número de corredores, especialmente de fuera y con escasa experiencia, se multiplica. Muchas veces  el peligro viene más de la masificación e inexperiencia que de los toros que acostumbran a seguir su camino.

2. En caso de caerte al suelo cuando la manada se acerca permanece en el suelo en posición fetal cubriendo tus partes más sensibles. No te levantes hasta estar seguro de que los 6 toros han pasado.  También ten en cuenta que después vienen los 6 cabestros, bueyes mansos que sirven de guía para los toros rezagados.

3. Infórmate de la parte del recorrido en la que quieres realizar tu carrera. El inicio en la cuesta de Santo Domingo es donde los toros salen con más velocidad e ímpetu.  Al final del recorrido, en el final de la calle Estafeta y entrada a la Plaza de Toros es donde se protagonizan las carreras más bonitas, pero donde se suelen producir más heridos.

4. Nunca corras detrás de la manada una vez que te ha sobrepasado. En caso de que uno se de la vuelta, como ocurre a menudo en la calle Estafeta, serás un blanco fácil.

5. Jamás agarres del rabo o de los cuernos a un toro. Aparte de ponerte en riesgo serás víctima de los varazos de los pastores que velan por la seguridad del encierro. Tienen la mano suelta y el palo largo.

6. Como hemos comentado el encierro es una cosa seria. Así que si piensas correrlo retírate a dormir pronto y limita la ingesta de alcohol en la noche previa. Cada cosa a su tiempo en San Fermín.

7. El encierro es para los que lo corren. No pretendas sacarte una entrada de gorra metiéndote como simple espectador en el recorrido. Los toros a veces se dirigen a los laterales del recorrido y si te encuentran parado allí, mal asunto.

Bonus: Donde fueres haz lo que vieres. Así que vístete de blanco, cálzate unas zapatillas cómodas, anúdate el pañuelo rojo y compra el periódico local y enróllalo. Y apréndete el cántico que los corredores corean para pedir protección al santo. Es un ritual.  Y una vez pasado la emoción vete a tomar unos huevos fritos en cualquier bar de la Estafeta que los ofrezca. Nunca te habrán sabido mejor.

Foto de portada e interior: Flickr / Jaronson

This post written by Inigo Antolin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *