Una visita por la singular isla de Naxos

Naxos Town Port

Sin querer pasarnos en el entusiasmo, Naxos nos parece una joya de isla. Lo tiene todo: una pequeña ciudad agradable a la vez que bulliciosa, pueblos tranquilos de interior, montañas con vistas impresionantes y,  por supuesto, el Mediterráneo bañando sus costas. Naxos es la más grande de las islas Cícladas. Merece la pena salir del hotel y adentrarse en la isla. Las carreteras son de montaña, pero conducir nos pareció algo sencillo debido a la ausencia de coches.

Naxos road trip 2

Comenzamos nuestra ruta en la ciudad de Naxos. Se puede alquilar el coche por Internet o traves de uno de las pequenas agencias de la ciudad. No nos costó encontrar un buen precio sin trampas ni costes escondidos.

Si puedes, lo mejor es salir pronto para poder disfrutar del Templo de Demetrio con tanquilidad. Para llegar hay que salir en dirección hacia Vivlos, para continuar hacia a Ano Sangri y seguir las señales hacia el templo. La parte final del camino es por pistas, pero están en buen estado. Este asombroso templo de marmol del Siglo VI antes de Cristo, parcialmente reconstruido, ocupa un lugar central en un valle de un colorido verde (salvo en el achicharrante verano).

Temple of Demeter Naxos

Desde aqui, vuelve a la carretera principal y sigue las senales hacia Chalki, la antigua capital de la isla. Esta pequeño pueblo cuenta con edificios de la época de dominación veneciana de la isla y es un lugar muy agradable para pararse a tomar un cafe en la plaza mayor o echar un ojo a Penelope, una tienda que vende productos tejidos por su dueña. En la calle principal, Filoti es un buen sitio para pararse a comer.

Uno de nuestros lugares favoritos en la isla es el pequeño pueblo de Apeiranthos, aunque con sus 1.000 habitantes es uno de los mayores pueblos de la isla. Posee unas vistas impresionantes sobre el valle. Recomendamos darse un paseo por sus antiguas calles a las que debe seguir una parada para degustar café y el dulce local conocido como loukoumades en griego, mejor si caba en la terraza del Café Samaradiko. Hay un buen numero de museos para completar la visita -el Museo Arqueológico, el Museo de Arte Folk, el Museo Geológico y el Museo de Historia Natural.

Desde aquí seguimos conduciendo mas allá, hacia las montañas de Naxos. Mantened los ojos bien abiertos para ver las diminutas capillas colocadas en lugares imposible en las cumbres de los montes. Las señales muestran nuestra siguiente parada, Apollonas, donde la carretera empieza a bajar hasta un tranquilo pueblo de costa. Hay un buen número de restaurantes en primera línea de mar para escoger. Las mesas están tan cerca del mar que se puede ver a los peces mientras uno disfruta del souvlaki, otra de las delicias locales. Tambien hay una pequena playa, segura para los ninos.

Apollonas Naxos

Uno de los principales puntos de interes de Apollonas (y de la isla de Naxos) son los gigantes Kouros, esculturas a medio acabar que yacen en medio de una antigua cantera de marmol. Es una subida empinada desde el pueblo, pero también se puede aparcar con facilidad en las cercanías.

Desde aquí, es un viaje muy agradable por la costa norte de la isla para volver a Naxos. Las vistas son impresionantes con grandes acantilados a los lados, pero las carreteras están en buena condición como para disfrutar del viaje. Abróchate el cinturón y disfruta.

Naxos road trip

Naxos Town view

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *