Qué ver en Navarra: 10 atracciones que no debes perderte

Ulzama Valley

Navarra es mucho más que los Sanfermines. Más allá de su larga historia como reino, fue el último en incorporarse a la corona de España en 1812, y el legado que ha dejado en sus edificios la comunicad foral cuenta con la naturaleza y la gastronomía como principales atractivos.

Esta región cuenta con buenas carreteras. Por eso una opción puede ser tener Pamplona como base para excursiones diarias. Para los amantes de la naturaleza también hay una buena gama de casas rurales.

En Gusto Guides te comentamos nuestros consejos sobre qué ver y visitar en Navarra:

Olite – Situado a apenas 42 kilómetros de la capital, las primeras menciones a este pueblo son del siglo VII. Merece la pena por haber conservado un casco histórico medieval. La importancia de los reyes de Navarra queda reflejada en la construcción del magnífico Palacio Real de Navarra  del Siglo XIII (también conocido como castillo). Es una lástima que perdieran mucho de su valor y de su interior al ser incendiado durante la guerra de la Independencia en el Siglo XIX., pero sigue siendo uno de los puntos fuertes del turismo en Navarra.

Valle de la Ulzama – Navarra cuenta con muchos valles donde el tiempo casi se ha quedado parado. Unos de nuestros preferidos es la Ulzama, a apenas 20 kilómetros de Pamplona.  Sus suaves colinas hacen especialmente atractivo visitarlo en primavera cuando reluce de un verde en el que ovejas y vacas encuentran su paraíso en la tierra. Recomendamos especialmente probar sus quesos y cuajadas, y para los más hambrientos buscar aprovechar para gozar de un buen chuletón.

Zugarramurdi  – Esta parte de Navarra ha sido tierra de leyendas e historias reales, algunas muy oscuras. En esta localidad del norte de la región, a 80 kilómetros de Pamplona, se celebró un proceso de la Inquisición por supuestos actos de brujería (aquelarre en euskera) que se celebraban en sus cuevas. 6 personas fueron condenadas a muertes siendo quemadas vivas. Merece la pena visitar las cuevas, pero es conveniente saber con antelación los horarios para ello.

Rural Navarra

Bardenas Reales – Este parque natural considerado reserva de la biosfera UNESCO está situado al sur Navarra, en los que lugareños conocen como la Ribera. Su aspecto desértico recuerda al de Marte. El lugar hará las delicias de los amantes de la bicicleta todo terreno y el senderismo. Cuenta con una variada fauna en la que se encuentra águilas, buitres, zorros y gatos monteses. Es otro punto de interés genuino para el turismo en Navarra.

Señorío de Bertiz – Puro bosque.  A 42 kilómetros de Pamplona el visitante encontrará este parque natural de hayas y robles. Este territorio es conservado por su belleza desde que Carlos III  así lo decidiera en 1392. Sus inmediaciones, dependiendo de la época del año, ofrecen gran interés para la caza y pesca.

Roncesvalles – La ruta más popular del camino de Santiago pasa por la comunidad foral, arrancando en la cercana localidad francesa de Saint Jean de Pied de Port. La historia de Roncesvalles es milenaria. Allí fue derrotado Carlomagno en el año 778 cuando regresa al país vecino tras haber saqueado Pamplona, tal y como cuenta El Cantar de Roldán. Merece la pena la visita de su colegiata, iglesia que constituye el mejor ejemplo del gótico en Navarra. Roncesvalles es sin duda uno de las atracciones que ver en Navarra.

Monasterio de Leyre – La religión ha jugado un papel importante en la historia y sociedad de esta región. Su peso histórico se nota en monasterios como el de Leyre, cuyas primeras menciones datan del Siglo XIX. Situado al este de Navarra, a 50 kilómetros de Pamplona, conserva partes del Románico como su notable cripta. También hay que destacar el panteón de los Reyes de Navarra o la posibilidad de asistir a una misa con canto gregoriano, ya que algunos monjes todavía habitan el monasterio.

– Tierra de vinos – Sin ser tan conocida como su vecina La Rioja, Navarra cuenta con una gran tradición enológica. Una de las bodegas de más renombre internacional es Julián Chivite,  cuyo origen arranca en 1647 y llega a nuestros días. La mayor parte de los vinos navarros provienen de la parte sur de la comunidad, donde el tiempo es más favorable para la producción. Muchas de las bodegas, como la mencionada Chivite, permiten una visita guiada a sus instalaciones. No olvidemos que el buen comer y el buen beber es otro de los grandes atractivos del turismo en Navarra.

– Sierra de Urbasa – Otro de los grandes atractivos naturales de Navarra. Los bosques haya cubren el 70% de este parque natural, causado hace millones de años por el desplazamiento de placas tectónicas.  Las partes más altas llegan a alcanzar los 1.000 metros de altura. Es allí donde los bosques desaparecen para dejar paso a los prados, circunstancia que aprovechan las ovejas y sus pastores, que sacarán provecho en sus estupendos quesos Idiazabal.

Pirineo navarro – Aunque en Navarra los Pirineos no llegan a alcanzar la altura de las montañas de Aragón hay parajes de gran belleza que merecen una visita. Uno de ellos es la llamada selva de Irati, con sus impresionantes bosques de haya y abeto. Se trata de una zona de especial interés ornitológico.  Más al sur se pueden visitar las foces de Arbayun y Lumbier, con su Más al sur la Foz de Arbayun y Lumbier,  impresionantes paredes verticales cavadas por ríos durante miles de años. Los buitres leonados acostumbran a sobrevolar estos accidentes geográficos.

Escrito por Iñigo Antolín

3 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *