Mallorca, guía rápida para unas vacaciones

Mallorca sigue apareciendo como uno de los destinos turísticos preferidos del Mediterráneo. Pese a la masificación de algunas zonas la isla -más de 10 millones de turistas pasan por la isla cada año- conserva el sabor auténtico de su cultura, playas y tradición.

Un punto ideal para iniciar la exploración de la isla es Palma, la ciudad fundada por los romanos. Entres los lugares que merecen la pena de la capital se encuentra su catedral gótica del Siglo XII, el impresionante Castell Belverr y la parte antigua, cuyas estrechas calles hacen recordar el legado árabe de Mallorca. Para ir de compras la zona entre la avenida Jaume III y el Passeig des Borns es recomendable, ya que allí se encuentran las boutiques más chic. Esta visita se puede complementar con una parada gastronómica en uno de los tradicionales mercados como el del Olivar o Santa Catalina. Ver cómo a primeras horas de la mañana se negocia el pescado en la Llotja del Peix es otra experiencia que merece la pena.

No te olvides de probar el pamboli, la especialidad de la isla. Se trata de la versión local del pan con tomate. Y si te van los dulces, no dejarás de acordarte de las ensaimadas. Estas son tan populares que no hace falta ni explicar que Ryanair  pensó en cobrar extra por llevarse una a bordo por su voluminoso tamaño.

Desde Palma se puede coger el pintoresco Tren de Soller -un ferrocarrill de vía estrecha de 100 años que se dirige al norte de la isla y te ofrece una espectacular vista de la belleza natural de Mallorca. Alquilar un coche es otra opción recomendable para poder acceder a las partes menos desarrolladas de la isla como las playas salvajes de Cala Varques, Cala Mesquida o Cala Formentor. Recuerda llevarte el equipo para hacer snorkling y disfrutarás mucho de la cantidad de vida marina.

Hay una amplia gama de opciones para el hospedaje en la isla, desde hoteles super exclusivos -por ejemplo, La Residencia en Deva) a otras opciones más aptas para las familias como pueden ser los hoteles con todo incluido cerca de pequeñas localidades en la costa como Alcudia, que se sitúa sobre las ruinas de la antigua ciudad romana de Pollença y que posee una de las playas más largas de la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *