Las islas paradisiacas del Algarve

Mientras la parte occidental del Algarve es conocida por sus playas de arena fina y espectaculares acantilados, la zona oriental de esta region portuguesa tiene sus secretos.

Un buen puñado de islas rodea la costa que va desde Faro a Cacela Velha. Cada isla tiene su propio carácter. Hay algunas islas que son un desierto con arena y cielo como únicas compañeros mientras que otras islas están mas urbanizadas con pequeños pueblos, barcos y restaurantes, además de algunos pescadores.

La Ría Formosa marca la separación entre la península y las islas. En Gusto Guides, hemos de decir que resultaba una delicia. Un buen sitio para coger una barco es Tavira, desde donde en la parte occidental del río salen las excursiones a la isla del mismo nombre, que cuenta con bares, restaurantes, un camping e incluso un cajero. Los barcos salen en temporada veraniega desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde. También hay servicio de taxis acuáticos.

Siguiendo en la misma costa con dirección hacia la frontera con España, la isla de Fábrica es mucho más salvaje. Kilómetros de playa dorada, apenas gente y un único chiringuito para bebidas y aperitivos. La mejor manera de llegar allí es coger una de las barcas desde el pueblo. Tienes que acercarte por el agua hasta una de las pequeñas barcas con motor fuera borda en la parte poco profunda de la ría. Se tarda menos de cinco minutos en llegar y cada trayecto cuesta un euro.

algarve islands fabrica beach

La isla de Armona es una de las de mayor tamaño y se sitúa entre  Olhão y Fuseta. Nosotros acabamos allí por casualidad. Los billetes se compran en las casetas del puerto de Olhão con posibilidades de realizar varios trayectos, ya sea en una de las líneas regulares o en los barcos para turistas que ofrecen visitas combinadas para turistas como avistamiento de delfines, entre otras actividades.

algarve islands armona

El ferry te deja en la parte principal de la isla, que tiene un ambiente a lo Robinson Crusoe con sus calles de arena, restaurantes playeros y bungalows muy cucos (algunos datan de 1920). Un paseo de media hora te lleva a la otra parte de la isla, donde hay una par de bares de ambiente muy relajado con vistas a la puesta de sol y el mar abierto. Las playas -como en las otras islas de esta costa- son largas y están prácticamente vacías, con arena fina y vistas hipnóticas de islas vecinas como Coco y Culatra, a las que también se puede acceder desde Olhão.

algarve islands armona 2

Si no tienes mucho tiempo o te quedan unas horas muertas antes de volar, la isla de Faro es de fácil acceso desde la ciudad y está a unos pocos minutos del aeropuerto. De hecho, está conectada a la península a través de un puente sobre la Ría Formosa y cuenta con bares y hoteles. De nuevos, las playas son de arena fina y con espacio de sobra, incluso en los fines de semana de verano. Hay autobuses que conectan la isla con el centro de la ciudad durante todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *