5 historias secretas de lugares del centro de Madrid

Edificio Telefónica, Gran Vía

Madrid conserva en el centro de la ciudad ese aire de poblado castellano al que un día, quizá por aquello de estar en la mitad de la península, le cayó en gracia lo de ser la capital del reino. En este artículo te descubrimos alguno de los secretos que guarda:

– La muralla mozárabe (barrio de los Austrias)– El primer asiento estable del que se tiene constancia en Madrid fue de origen musulman. Los restos de más valor se encuentran en las inmediaciones de la Catedral de la Almudena. Por lo que cuentan los entendidos la muralla se encontraba en las inmediaciones del Río Manzanares y en su interior se encontraban diferentes edificios como una mezquita y los hammam o baños turcos. Los restos de la muralla están esparcidos por varias calles cercanas como demostraron excavaciones en la pasada década en la calle Escalinata.

– Escuelas Pias (Lavapiés, calle del Tribulete 14) – Este edificio que acoge la sede de la Universidad a Distancia (UNED) tiene sus orígenes en el siglo XVIII. Nosotros destacamos su historia ya que fue usado por falangistas, tal y como narra Arturo Barea en La forja de un rebelde, para disparar a la población civil durante los primeros días del alzamiento franquista de 1936. Los anarquistas le prendieron fuego en represalia y quedó en estado ruinoso hasta que fue recuperado en 2002.

– Edificio Telefónica (Gran Vía, 28) – Probablemente el edificio más majestuoso de la Gran Vía madrileña junto al Círculo de Bellas Artes, del que ya hablamos anteriormente. Durante la Guerra Civil era uno de los objetivos de los bombardeos franquistas ya que era un nudo de comunicación esencial. Por su interior pasaron los corresponsales de guerra más destacados como Hemingway y Dos Passos.

– Villa Rosa (Plaza de Santa Ana, barrio de las letras) – En Madrid abundan los bares castizos con mucha historia, pero no podíamos dejar de mencionar este tablao flamenco al que se solía escapar el dictador Miguel Primo de Rivera a tomarse sus tragos. Décadas más tarde Ava Gardner haría de las suyas en la noche madrileña.

– Casa Ciriaco (Calle Mayor, 88 barrio de los Austrias) – No es que este bar y restaurante  del centro de Madrid acogiera las tertulias del periodista Julio Camba, el dibujante Mingote o el pintor Zuloaga o sirva un afamado cocido los martes. Es que además fuera de su puerta tuvo lugar un atentado, cometido por el anarquista Mateo Morral. El terrorista lanzó un artefacto explosivo desde la pensión situada encima de Casa Ciriaco al cortejo del Rey Alfonso XII y Victoria Eugenia el día de su boda en mayo de 1906. La bomba no afectó a los monarcas pero dejó 25 muertos entre civiles y militares.

– Actualización: Recientemente nos hemos acordado del antiguo frontón Beti-Jai, gracias a este estupendo artículo. Se trata de un recinto situado en el número 7 de la calle Marques de Riscal en el barrio de Chamberí, entre el Paseo de la Castellana y la exclusiva zona de Almagro, en el que se acogían competiciones de pelota vasca hasta su cierre en 1918.  Este deporte era el rey hasta que posteriormente fue desplazado por el fútbol. El Beti-Jai sufre hoy una larga y lenta decadencia y vive en el puro abandono tras haber sido empleado como cárcel durante la Guerra Civil. El Beti-Jai es una joya arquitectónica inspirado en la Ópera de Paris que debería ser recuperada.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *