Omonia: en el corazón de Atenas

Omonia Square

¿Recordáis el Madrid de los 80? ¿Habéis visitado Buenos Aires en los últimos años? No son las capitales más bonitas del mundo pero como Atenas rebosan vida. Ya hemos hablado antes de los encantos de la urbe griega.

La guía y diversos foros nos decían que nos mantuviéramos alejados del céntrico barrio de Omonia, pero nuestro hotel estaba allí,  a escasos pasos del Mercado Central de Atenas. Toda la zona respira durante el día un ambiente de bazar, con tiendas en las que uno puedo comprar desde gallinas a calzoncillos. El mercado abre desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde y es un espectáculo ver sus productos al aire.

Por la noche es una zona casi fantasma, como si todos los mercaderes que trabajan allí desde el alba se hubieran retirado a descansar pronto para guardar fuerzas para el madrugón del día siguiente. Contrariamente a lo leído en diversos foros, nosotros no vimos carteristas o delincuencia de ningún tipo.

El corazón de Omonia es su plaza del Siglo XIX, conectada con el resto de la ciudad por un eficiente servicio de metro. La construcción de esta plaza, cuyo nombre significa concordia en griego, fue uno de los pilares de la modernización de Atenas, que tuvo lugar en fechas similares al plan Hausmann en Paris o el ensanche de Cerdá en Barcelona. El museo nacional de Arqueología, una visita imprescindible con sus esculturas y el tesoro de Micenas, está situado a apenas 500 metros de la plaza de Omonia mientras que la plaza de Sintagma, centro político de Atenas, está a apenas un kilómetro.

Omonia es el lugar donde los griegos celebran las victorias de su selección de baloncesto o fútbol, aunque estas han sido escasas en los últimos tiempos. La plaza sigue siendo un buen lugara para tomarse un barato gyros y criticar a la Troika con alguno de sus camareros y más que aceptable inglés o debatir sobra la liga española, muy seguida en Grecia. Para una comida más completa, recomendamos acercarse a la calle Valtetsiou, en el barrio de Exarcheia, a 15 minutos a pie y que cuenta con una gran oferta.

Fotos: Flickr / Alexandre Nakonechnyj – Andreas Alygizos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *