Mercados de Madrid: Lo que Wikipedia no te contará (y nosotros sí)

jamones colgando copiaLa costumbre de comprar alimentos frescos directamente del panadero, carnicero y otros comercios locales sigue viva en España y parece que por mucho tiempo. No es por falta de grandes supermercados, sino que el hecho de ir al mercado sigue siendo parte de la cultura, aparte que la calidad y precio de los productos muchas veces justifica ir a esos puestos más pequeños. Es habitual que se creen relaciones de amistad entre vendedores y clientes. Muchos de estos puestos han sido llevados por la misma familia durante generaciones, por lo que son grandes expertos en el género.

Además, hay que señalar que existe una nueva tendencia de mercados renovados que ofrece a los visitantes la posibilidad tan española de ‘tomar algo’ y quedarse un rato en el mercado. La oferta más habitual es de la tapas. La decoración en este tipo de mercados suele ser cuidada y merece la pena quedarse una o dos horas en el mercado. También acostumbran a contar con bares donde tomar algo después del trabajo o poder comenzar una noche fuera de casa.

Hay mercados para todos los gustos. En Gusto Guides os ofrecemos un recorrido por algunos de los mercados de Madrid que más nos gustan.

mercado de san miguel madrid

Mercado de San Antón 

Fue abierto como mercado tradicional a principios del Siglo XX, pero hoy en día se ha transformado en un mercado de las últimas tendencias gastronómicas. Mezcla los puestos que venden alimentos con aquellos para tomar tapas, con muchas delicias que probar. En el primer piso se pueden comprar productos de la granja, pan artesano y hamburguesas de la mejor calidad. Si pasáis por allí, no os olvidéis de visitar La Charcutería de Octavio y sus deliciosos quesos.

En el siguiente piso, se encuentran los bares al última con multitud de tapas y estilos de cocina, desde comida de las Islas Canarias, sabores de Grecia y uno de los clásicos de la comida española, las croquetas.

El último piso acoge un restaurante con grandes ventanales y una terraza en la azotea. Es el lugar ideal para unas vistas de todos el barrio. Además, si te sientes con ganas de experimentar, el restaurante permite a los clientes poder comer con ingredientes comprados en el propio mercado.  Por todo esto se ha ganado un lugar merecido entre los mercados de Madrid con más fama.

Dirección: Calle de Augusto Figueroa, 24

Metro Chueca

Mercado de San Miguel

El Mercado de San Miguel está situado en las inmediaciones de la Plaza Mayor. Quizá es el mercado más bonito de la capital y sin ninguna duda el más popular por la deliciosa comida que ofrece. En los momentos de mayor ajetreo el público, tanto turista como local, lo abarrota.

El mercado abrió en 1916 como un lugar para comprar alimentos frescos como carne y pescado. Poco a poco su actividad fue menguando y en 2009 abrió de nuevo sus puertas tras una remodelación importante y ofreciendo comida elaborada para ser degustada dentro del recinto.

Los diferentes puestos cuentan con una gran gama de opciones; desde paella, dulces árabes y postres tradicionales españoles. Merece la pena parar en La casa del bacalao para degustar tapas hechas con bacalao, salmón, pulpo y otros pesados. El bar La hora del vermut sirve vermuts de diferentes regiones. Varios de estos vermuts son servidos desde el grifo, entre ellos vermuts blancos, rojo y rosados.

Otra de las ventajas del Mercado de San Miguel es que tras pasar por él se puede continuar el paseo por el centro histórico de la capital ya que a apenas unas manzanas está el Palacio Real.

Dirección: Plaza San Miguel

Metro Opera

mercado de san miguel madrid

Mercado de Maravillas

El Mercado de Maravillas está ubicado en el barrio de Cuatro Caminos, al norte del centro. Construido en 1940, permanece como un vibrante mercado en cuyo interior hay cientos de pequeños negocios. El sábado es el momento de mayor actividad en el mercado, ya que diversas generaciones de las familias pasan por allí para hacer su compra semanal. Quizá sea entre los mercados de Madrid el más popular entre la gente de a pie.

Los visitantes pueden elegir entre una gran variedad de productos de primera calidad: desde carnes a pescado, pasando por quesos, aceite de oliva y pan. Si lo tuyo son los sabores exóticos, también cuenta con puestos que venden productos sudamericanos e incluso una tienda de productos coreanos.

El mercado posee un tamaño considerable, ya que ocupa una manzana entera. No tengas prisa ya que hay 250 puestos en los que perderse. Descubrirás cosas como la lengua de cerdo, sesos de oveja o caracoles vivos.

Si quieres conocer parte del nuevo Madrid, puedes coger el metro y apenas 10 minutos presentarte en la zona con edificios más altos de Madrid, Las Cuatro Torres. Estos edificios, levantados donde antes estaba la Ciudad Deportiva del Real Madrid, dominan la parte norte de Madrid.

Dirección: Calle de Bravo Murillo, 122.

Metro Alvarado

Mercado de Antón Martín

En la frontera entre dos barrios muy vivos –el bohemio barrio de las Letras junto al multicultural Lavapiés- se encuentra el Mercado de Anton Martín, una buena muestra del día a día en un mercado español. Allí verás desde la abuela comprado un filete a su carnicero de toda la vida, una familia cool comprando vegetales para la cena o un grupo de amigos disfrutando de cerveza artesanal en el bar.

Además de comprar los ingredientes, también cuenta con lugares para sentarse y comer desde platos a tapas. Para disfrutar de comida italiana de calidad, dirígete a Fiaschetteria La Saletta. Si te apetece más comida nacional, Bar Omaira es el lugar. Los sábados ofrece comida venezolana realmente sabrosa.

Los más cinéfilos deben saber que este mercado está a apenas unos metros de la Filmoteca Española y su sala de proyecciones, el Cine Doré. Este conocido cine ere uno de los puntos más importantes de la vida cultural en el Madrid de los años 1920. Su estilo arquitectónico refleja el art noveau de la época. En el verano, el Cine Doré convierte su terraza en un cine a la fresca.

Dirección: Calle Santa Isabel, 5.

Metro Anton Martín.

Mercado de la Paz

El Barrio de Salamanca es el más exclusivo del centro de Madrid y no podía ser menos que otras zonas de la capital y quedarse sin mercado. El lugar al que acuden sus vecinos es el Mercado de la Paz que acoge algunas de las mejores delicias culinarias de España. Este mercado de 130 años de antigüedad cuenta con todo lo necesario para hacer las delicias del paladar más gourmet, desde fruteros con lo mejor del género a pescadores y carniceros que muestran con orgullo sus piezas.

mercado de la paz

En la zona gourmet se venden quesos nacionales, franceses y de otros países. También se puede encontrar mojama o pasar por la tienda de vinos, para comprarse un buen caldo que acompañe la selección.

Si no estás por la labor de cocinar, hay unos cuantos restaurantes en el Mercado de la Paz como Casa Dani que ofrece un buen menú del día. Nuestros favoritos en este restaurante son su tortilla de patata, que suele estar presente en las listas de las mejores tortillas de Madrid.

Otra buena opción es comprar algo en el mercado para llevar e irse al cercano parque del Retiro, a apenas 10 minutos caminado. Desde su apertura al público a finales del Siglo XIX este impresionante parque conserva el encanto de sus fuentes y cuidados jardines. Es el lugar perfecto para un picnic.

Dirección: Calle de Ayala, 28

Metro Serrano

Artículo escrito por Estrella Sansait. Estrella es aficionada a vivir por el mundo y ahora es el turno de Madrid. Cuando no está comiendo tapas o bebiendo un tinto de verano estará con un buen libro. Escribe para el blog de Madrid Food Tour, empresa que ofrece tours culinarios por Madrid. También podéis seguir sus experiencias como expatriada en su blog Estrella Explores, Twitter o Instagram.

Fotos del artículo: Flickr / Mike Norton, LWYang & Mar Coll del Tarré


2 comments

  1. Pingback: Explore Some More - February Edition - Estrella Explores

  2. Pingback: Gatronautas: Los mercados, el alma de un País. - Punto y Coma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *