Café Iruña: más de un siglo de costumbrismo pamplonés

Café Iruña, fundado en 1888

¿Cuál es su punto?

En GustoGuides somos unos románticos y el Cafe Iruña nos pirra. Parte de la fascinación se debe a Hemingway y su libro Fiesta, en el que cuenta como se pasan tardes enteras mientras se imbuyen (y beben) del espíritu de los Sanfermines. Después del paso de Hemingway nada volvió a ser igual para la ciudad y para el Iruña (Pamplona en euskera) como lo conocen los pamploneses. En su intrahistoria queda ser el primer establecimiento de Pamplona al que llegó la electricidad.

El encanto del Café Iruña reside en sus camareros con voz ronca y su particular mezcla de turistas japoneses, señoras que en su abrigo de pieles llevan todas las criaturas de la tundra y la taiga y gentes varias (algunas de ellas con boina). Es que como si ilustres cafés de otras ciudades como el Café Comercial de Madrid o el Café Tortoni de Buenos Aires tuvieran un primo en Pamplona. Su terraza también merece la pena aunque el incierto tiempo de Pamplona recorta los días de disfrute.

¿Qué tomamos?

  • 2 cafés con leche
  • 1 mosto
  • 1 ración de rabas
  • Total: €11,50

Ha de notarse que el Café Iruña ofrece un menú del día por €13, 50 con una amplia gama de platos.

El guiño

En el Iruña vale con estar y dejar pasar el tiempo. Eso ya es suficiente.

Mosto y rabas
Interior del Café Iruña

Boca torcida

En ocasiones las maneras de los camareros pueden resultar bruscas.

Más información:

  • www.cafeiruna.com
  • Plaza del Castillo 44, Pamplona – Iruña
  • 948 22 20 64

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *