Barcelona sabe a vermouth

vermut

La palabra vermut ha sonado durante mucho años a bebida antigua, como abuelo que bebía a escondidas. De hecho, casi no hay acuerdo en cómo se debe escribir esta palabra. Es nuestro caso nos vamos a quedar con la versión castellanizada vermú para referirnos a esta bebida compuesta de vino blanco, ajenjo y otras sustancias amargas y tónicas. Sin embargo, el vermú está experimentando un gran auge, diríamos casi resurrección, en Barcelona.

Su ascenso es tan fuerte que recientemente hasta el reputado periódico británico Financial Times le ha dedicado un artículo titulado “Los nuevos bares de vermú de Barcelona“. En él se señala que hasta hace poco era un brebaje considera como “anticuado”.

Al igual que el periodista que escribe el artículo nosotros hemos podido comprobar que esa bebida suele ser consumida en ese extraña hora española que va desde el mediodía hasta la hora de la comida. Los mejores acompañantes del vermú suele ser aperitivos como aceitunas, unas patatas fritas o unos boquerones en vinagre (en nuestra añorada Vermutería del Tano los ponen muy ricos).

La perspectiva de nuestra edad nos dice que es mejor no excederse en la valentía al tomar vermú, ya que es una bebida fuerte que suele andar en torno a los 13 grados y luego igual hay que ir a comer con la familia (o incluso la familia está también presente disfrutando del vermú). Para los menos conocedores de esta delicia hay que señalar que el vermú más habitual en España se basa en el vino blanco y una combinación de otros ingredientes, pueden llegar a 40, como clavo o ajenjo.

Para probar un vermú casero de verdad lo mejor es preguntar por el vermú de grifo, que habitualmente habrá sido elaborado por personal del establecimiento en lugar del que se vende embotellado. En algunos de estos bares también se puede comprar botellas de esos brebajes caseros. El rotativo británico recomienda como referencia a Casa Mariol en las cercanías de la Sagrada Familia y el conocido Quimet & Quimet en Paralel. Nosotros podemos recomendar sin ningún miedo lugares como Jai-ca en la Barceloneta o Cala del Vermut entre el Borne y el Gótico. Otro lugar es auge para el vermut es la calle Parlament y que se puede completar con una visita a la cercana y peatonal calle Blai en el barrio del Poble Sec.

La archiconocida Lonely Planet recomendaba recientemente en un artículo el  cercano barrio de Sant Antoni  como uno de los destinos gastronómicos a visitar en Barcelona. Si buscas más información al respecto recomendamos seguir de cerca el blog Morrofi, donde hacen un recorrido por los mejores bares de Catalunya con especial atención a aquellos que sirven vermú. Uno de los mejores aspectos de esta bebida es que no es raro encontrar bares que fabriquen el suyo propio. En la web Trip4Real ofrecen planes de visitas a vermuterías locales.

Vermú en Cala del Vermú

Vermú en Cala del Vermú

Claudia Peyri ha participado en la elaboración de este artículo. Es la persona responsable de marketing en Trip4real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *