Retrome (Barcelona), un hotel vintage en el corazón del Eixample

Barcelona  vive un boom turístico que parece inagotable. En los últimos años un gran número de bares, restaurantes y hoteles han abierto en calles en las que antes reinaba la tranquilidad. Más allá del problema para sus residentes, hay una cuestión estética. Muchos de los nuevos establecimientos son demasiado parecidos, como si todo el que tiene el dinero para invertir ha hecho una breve investigación de mercado y apostado por la misma idea.

Esta es la razón que hizo que convierte a Retrome en algo todavía más refrescante. Tan pronto como llegas al hotel, la recepción tiene otros aspecto. Amueblada con objetos peculiares de mitad del siglo pasado y decorada con azulejos que cubren por completo las paredes, es un concepto claramente diferente del minimalismos que está invadiendo el resto de la ciudad.

Retrome hotel common area

La inspiración extranjera de muebles nórdicos y toques italianos (piensa en Sophia Loren y Vespa) se modera con toques locales, sin olvidad el edificio en sí. La habitación donde nos quedamos estaba dos portales más allá del bar (las habitaciones están distribuidas en 3 edificios diferentes), en un típico piso del Eixample que ha sido convertido en habitaciones de hotel. Nos gustó la impecable restauración de los azulejos de las paredes, los suelos coloridos y los techos altos tan característico de esta parte de la ciudad.

Hotel room at Retrome, Barcelona

Hotel balcony at Retrome, Barcelona

Retrome Barcelona tile

Nuestro cuarto era cómodo, con una cama amplia y un bonito balcón con geranios que daba a la calle Girona. También aquí encontramos algunas sorpresas, como el libro de revistas españolas de otras épocas o la lista que el hotel tiene en Spotify. También hay acceso a lo que hubiera sido la zona común del piso, una estupenda sala de estar y comedor, con sofas, frigoríficos y cafetera.

Retrome Barcelona balcony

Retrome hotel Barcelona room

Retrome hotel Barcelona dining room

El desayuno es un buffet con cava, pan con tomate, bollería, fruta y hasta waffles. El personal del hotel era especialmente amable y hablaba buen inglés.

El Eixample es una buena zona como base para explorar la ciudad, ya que el Paseo de Gracia está a menos de 10 minutos caminando y hay varias líneas de metro en las cercanías. Uno de nuestros bares favoritos, el modernista y único Café Del Centre, está a apenas una manzana.

El único aspecto que nos dio que pensar fue el impacto que la distribución del hotel puede tener en sus vecinos. Hemos de decir que se respiraba tranquilidad mientras visitamos la ciudad. A la vez es fácil de imaginar que las idas y venidas de cualquier huésped de un hotel puede tener en los residentes de la zona.

Más información

Dirección: Retrome Urban Retreat, Carrer de Girona 81, 08009 Barcelona

Tel: +34 931 744 037

Website: www.retrome.net

 

Gusto Guides estuvo alojado en Retrome a cambio de una reseña imparcial.  La opinión -como siempre- es nuestra.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *