Cinco plazas del centro de Barcelona para tomar la fresca

Hace un día soleado y te apetece estar en la calle. Pero hay un problema El turismod e masas llena las terrazas del centro de Barcelona. Por esta razón desde Gusto Guides te descubrimos algunas de nuestras plazas preferidas de la ciudad, donde te podrás sentar agusto a ver pasar el tiempo.

Plaza del Diamante (Gràcia)

Gracia acoge alguna de las mejores plazas del centro de Barcelona, ya sea la plaza de la Vila de Grácia, plaza del Sol o plaza de la Virreina. Sin embargo, nosotros nos quedamos con la plaza del Diamante. Cuenta con una novela dedicada con el mismo nombre y escrita por Mercè Rodoreda en la que se narra las historias de la Barcelona de posguerra. Curiosamente, en 1992 se descubrió un refugio antiaéreo que se puede visitar en ciertos momentos de la semana. La Plaza del Diamante debe su nombre a un joyero y alcalde de Gràcia que compró el terreno donde se encuentra.

Plaza del doctor Letamendi (Eixample)

Si pudiéramos elegir una calle de Barcelona en la que vivir Enric Granados estaría entre las finalistas. Esta calles cruza la plaza de Letamendi. Es la única cuadrada del Ensanche (Eixample) barcelonés aunque le perjudica el gran tráfico de la calle Aragón que la divide en dos. Sus inacabables palmeras y bares de tapas cercanos la convierten en un sitio especial. Debe su nombre a una eminencia de la medicina española del Siglo XIX, antes de caer en desgracia. El novelista Pío Baroja dice de él en El árbol de la ciencia que su único mérito real era el “talento verbal”.

Plaza San Felipe Neri Barcelona

Plaza de San Felipe Neri, con la metralla del bombardeo en sus paredes

Plaza de San Felipe Neri (Barrio Gótico)

Parece mentira que en el corazón de una ciudad que recibe cerca de 8 millones de visitantes al año haya lugar para un remanso de paz. Según contaban en un reciente articulo de El País en esta plaza se rodaron escenas de la película El Perfume. A nosotros lo que más nos llama la atención de esta plaza es el aire lúgubre que tiene por las noches, más si el visitante se fija en los agujeros de metralla que hay en las paredes. En San Felip Neri estalló una bomba lanzada por la aviación franquista en enero de 1938, matando a 42 personas la mayoría de ellos niños. Anteriormente había habido un cementerio medieval en lo que hoy es la plaza.

Plaza del Duc de Medinacelli (Barrio Gótico)

Situada en la fachada marítima de la ciudad cuenta con algunas de las palmeras más bonitas de toda la ciudad. Fue elegida por Pedro Almodóvar para rodar alguna de las escenas de Todo sobre mi madre. La actual plaza fue construida en el Siglo XIX donde anteriormente había un convento. Como curiosidad hay que decir que el sindicato anarquista CNT, fuerza política de gran auge en la ciudad durante la primera mitad del Siglo XX, conserva su sede en esta plaza.

Plaza del Surtidor (Poble Sec)

Poble Sec es un barrio sin pretensiones. Todavía ha resistido la invasión de lo cool que ha sufrido buena parte del centro de Barcelona. Y en este barrio destaca las Plaza del Sortidor donde se encuentra el restaurante del mismo nombre. También merece la pena darse un paseo por las animadas terrazas de la Calle Blai, un clásico al que le contemplan más de 100 años de historia.

Foto de portada: Flickr / Xose R

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *