Un domingo en Barcelona

8am

Somos afortunados y sale un día estupendo de cielo azul. El otoño en Barcelona tiende a ser muy agradable, especialmente para nosotros que vivimos en un clima más frío. Sin embargo,  el frío también puede llegar a la ciudad condal desde diciembre hasta la entrada de la primavera.

Disfrutamos de una taza de té en el sol y de un poco de lectura en nuestro balcón de habitación del hotel Retrome,  antes de bajar a la cafetería del hotel para el desayuno. Por supuesto que tomamos el clásico pan con tomate, además de café con leche aunque nos portamos bien y decidimos no ir a por el cava.

Hotel balcony at Retrome, Barcelona

 

9.00am

Nos ponemos calzado cómodo y nos dirigimos a la parte antigua de la ciudad. Pasamos por nuestro antiguo barrio de Sant Pere, donde todavía se respira algo del legado medieval en el adoquinado de sus calles. Sin embargo, la zona ha cambiado desde que vivimos allí. Sant Pere solía ser un área en el que andar con cuidado, pero ahora han abierto algunos cafés chic y varios coworking, mejorando el aspecto general del barrio.

Sant Pere on a Sunday

Sant Pere on a Sunday

10.00am

Atravesamos el barrio gótico con dirección al museo MACBA. Nos sentamos al sol mientras observamos las piruetas de los skaters en la plaza, antes de entrar en la enorme exposición dedicada a Joan Brossa que ocupa la primera planta por completo.

Al salir nos paramos un rato en la librería  LAIE, una de las pocas que abre los domingos.  LAIE destaca por su buena selección de libros, además de souvenirs de arte.

MACBA, Barcelona

12 del mediodía

Nos damos un paseo a través del Raval, comenzando por la calle Joaquín Costa en dirección a la calle Elisasbets.

Pasamos por el patio medieval que es sede la biblioteca Sant Pau – Santa Creu, una biblioteca única por el lugar en el que se encuentra. Nos damos cuenta que una de nuestras terrazas favoritas, El Jardí, ha cambiado de sitio. Ahora se sitúa en un bonito patio cerrado, junto a la plaza principal. Nos sentamos a contemplar el claustro, la puerta rústica y el jardín alrededor del cual las mesas y sillas han sido puestas. Cerramos la mañana con un vermut justo antes de comer.

El Jardi, Barcelona

El Jardi, Barcelona

2:00pm

Es el momento de darse una vuelta por el mercado de libros de segunda mano de San Antoni.  Se puede encontrar de todos los tipos, desde comics y cromos a novelas clásicas como La Forja de Un Rebelde.

Para comer nos vamos a un clásico: el Esterri, donde tomamos un bocadillo de lomo con queso, una enorme bomba y un plato de pimientos de Padrón.

3.30pm

Hemos quedado con unos amigos en el Eixample para degustar los dulces de una pastelería portuguesa. Para nuestra sorpresa es que está cerrada. Encontramos una cafetería de la cadena Fornet abierta a la vuelta de la esquina, con té aceptable y acabamos hablando de libros y animales neuróticos.

7.00pm

De vuelta al  hotel Retrome para descansar y tomar algo en el bar antes de volver a salir.

Nos entra la pereza, así que comemos en Luigi, un estupendo restaurante italiano de barrio en la calle Roger de Lluria que nos ha recomendado un amigo.

10.00pm

Para tomar algo, nos dirigimos a Les Gens Que J’Aime en la calle Valencia, donde se sirve la ginebra en vasos gigantes. El bar está casi lleno pero nos las arreglamos para encontrar un par de asientos debajo de las escaleras. Y acabamos allí el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *