Ciutadella (Menorca), guía de esta resplandeciente ciudad

Ciutadella MenorcaCiutadella es un imprescindible en cualquier visita a Menorca. La antigua capital de la isla se encuentra en el extremo occidental de la isla y es un punto de atracción de viajero, almas creativas y gente local que la dotan de un carácter propio durante todo el año. La parte antigua cuenta con un color muy particular. Se trata de un tono dorado del que le dota la piedra local (conocida como marés).

Ciutadella fue fundada originalmente por los cartagineses y hacia el siglo IV después de Cristo ya era un importante asentamiento cristiano en la región. Sin embargo, tiempos más turbulentos vinieron más tarde. En 1558 toda la población local, 3.100 personas, fue capturada por los invasores turcos. El destino que se les otorgó fue ser vendidos como esclavos en Estambul.

Aquello tiempos lejanos ya han quedado atrás y hoy en día el mayor riesgo es el de no querer irse de la ciudad o el comer demasiado en uno de sus estupendos restaurantes. Aquí os ofrecemos las principales recomendaciones en esta guía rápida de Ciutadella.

Dónde quedarse

Nuestra recomendación sería la del exquisito Hotel Tres Sants si uno se se quiere dar un auténtico gustazo. Se trata de un antiguo palacio convertido en un hotel boutique con detalles muy elegantes como unas  camas de película, muebles antiguos y uns espectacular terraza, con vistas a todos los tejados de la ciudad antigua. La misma compañía propietaria del Tres Santas gestiona varios apartamentos a la vuelta de la esquina

Para un lujo más moderno, el Hotel Port Ciutadella tiene cuartos elegantes y una buena piscina por si te cansas de las playas locales, junto a un spa en el que se ofrecen diversos tratamientos.

Qué ver

Date un paseo por la parte antigua de la ciudad y disfruta perdiéndote en las callejuelas más bonitas. La catedral es parte de la historia viviente de Menorca y fue saqueada en muchos momentos de la historia (el más reciente de ellos en 1936 durante la Guerra Civil). Muy cerca de la catedral se encuentra el mercado, con una gran presencia de vendedores de pescado fresco y diversas criaturas marinas con la mejor pinta.

Ciutadella Menorca

Ciutadella también tiene dos museos pequeños que merecen la pena. El museo Diocesiano se encuentra en una casa del Siglo VII que fue antiguamente un convento. En su interior se pueden piezas arqueológicas de diversas partes de la isla (incluyendo su famosa cultura talayótica) así como obras selectas de artistas locales. El Museo Municipal también cuenta con obras talayóticas y clásicas.

Si te diriges por el paseo marítimo hacia el sur de la ciudad podrás disfrutar de vistas espectaculares. En un día claro podrás divisar las montañas de la cercana Mallorca y acercarte a las inmediaciones del Castell de Sant Nicolau. Ahora no hay mucho que hacer en esta parte de la ciudad, pero antes fue un importante bastión defensivo.

Dónde comer

La comida es uno de los platos fuertes de Ciutadella. Nosotros recomendamos  La Guitarra y Ses Voltes (cocina local modernizada, con una espectacular terraza en el ártico). Para cenar en la parte antigua nos gustan las tapas de Can Rafa (o más bien para cualquier momento del día).  En el puerto, Des Port cuenta con una amplia selección de pescado recién salido del mar. Ulisses, en las inmediaciones del mercado, es un buen lugar para tomar algo de manera desenfadada y también merece la pena mirar los menús del clásico Aurora (en la plaza Alfons III) desde se puede ver el mundo pasar.

restaurante des port

Restaurant des port

Dónde beber

La Margarete es un estupendo bar con jardín en la parte vieja de la ciudad. Abre hasta bien entrada la madrugada. Pídete una pomada menorquina, ginebra local, siéntate en una silla del jardín y si tienes suerte, igual disfrutas de uno de los eventos culturales que realizan en verano. 

Muchos de los lugares para la noche se sitúan en la zona del puerto: prueba Sa Clau para jazz en vivo (es una cueva), el Oniris Lounge por su terraza o el Shisha Club para fumar una shisha.

Calendario de fiestas

La fiestas de San Joan (a mitad de junio) son famosas internacionalmente. En ellas hay carreras de caballos por las calles y se realiza una procesión con un cordero, además de beber mucha ginebra local ¿Qué más se podría pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *